Templo Bahá’í

La Casa de Adoración de Sudamérica y sus jardines se ubican en los faldeos precordilleranos de los Andes, a 980 msnm, en la comuna de Peñalolén. Su construcción comenzó en Noviembre del 2010 y se encuentra actualmente en curso. El templo de Chile consta de la disposición de nueve alas traslúcidas, elevándose directamente del suelo y dando impresión de estar flotando frente a un gran espejo de agua. Las alas permitirán que la luz solar se filtre a través de ellas durante el día, mientras que en la noche el templo emitirá un brillo cálido desde su iluminación interior. Cada ala está compuesta como una hoja, donde el tallo principal y las venas secundarias de acero soportan el revestimiento de vidrio fundido y mármol. La estructura de la cúpula mide 30 metros de diámetro por 30 de alto y tendrá espacio para unas 600 personas sentadas. Tanto el diseño y la construcción del templo, así como el mantenimiento del edificio y sus jardines, están a cargo de la Comunidad Bahá’í, tal como ocurre en los demás proyectos Bahá’ís en el mundo. Ha sido elogiado en más de 40 revistas internacionales y ya ha recibido numerosas distinciones y premios. El diseño del templo y el uso de avanzada tecnología ha sido reconocido internacionalmente. Se incluyó la utilización de software Maya, una herramienta de modelamiento digital 3D, y CATIA que permite acortar la fase del trabajo con planos y alimentar directamente los sistemas de fabricación.