Barrios

Una de las características de la comuna de Peñalolén es el perfil heterogéneo de su población, pues en su interior conviven distintas clases sociales que comparten en común un espacio geográfico donde prevalece la presencia de los senderos pre-cordilleranos, que por décadas han sido el lugar favorito de sus habitantes permitiendo el desarrollo de una estrecha relación entre estos y la montaña. riquezas y bonanzas, cuyo primer propietario fue el navegante don Juan Bautista Pastene, el cual aprovechó estas tierras para sembrar; dedicándose de manera especial al cultivo de viñas. Hacia 1870, la hacienda fue adquirida por don José Arrieta Perera, quién se preocupó de impulsar el desarrollo y mejoramiento de ella incorporando de forma paulatina grandes construcciones y obras de arte de un marcado estilo europeo. Por otra parte, estas propiedades se relacionaban con otras de igual importancia como el Fundo Lo Hermida, de Raúl Von Schoeders; y parte del Fundo Macul, perteneciente a Matías Cousiño. De esta manera, hacia finales del siglo XIX, estos tres recintos permitían el abastecimiento local y otorgaban trabajo a gran parte de la ciudadanía capitalina. Junto a lo anterior, el progreso de la comuna ha permitido el progreso de los diferentes sectores que componen la geografía de Peñalolén, dando paso a la creación de grandes barrios como Peñalolén Alto, Peñalolén Nuevo, La Faena, Lo Hermida y San Luis de Macul.

Cordillera de los Andes